10 sencillas maneras de practicar alemán cada día

01
May
2016

praca nad morzemUna de las mejores maneras de aprender un idioma rápido es empaparnos de él e incorporarlo en nuestra rutina diaria. Si nos limitamos solo a acudir a clases una o dos veces a la semana o estudiar la gramática de vez en cuando, aprenderemos mucho más lento. Por eso, la idea es rodearnos de alemán para aprenderlo de forma automática, intuitiva y sin esfuerzo. Aquí vienen algunas ideas de cómo hacerlo.

1. Configurar los dispositivos en alemán

Hoy en día casi todos solemos estar rodeados de aparatos como el móvil, el ordenador, el portátil, la tablet, la cámara de fotos o impresoras. Y la mayoría de estos dispositivos se pueden configurar en diferentes idiomas, también en alemán. Al principio puede ser una experiencia frustrante, pero pronto nos acostumbraremos. De esta manera podemos aprender mucho vocabulario de forma natural y automática, porque tendremos todas las aplicaciones en alemán: el whatsapp, el calendario, la agenda, el tiempo, etc.

 

2. Utilizar Internet en alemán

Cada día solemos hacer búsquedas y navegar por Internet. Es una muy buena oportunidad de practicar el alemán, porque podemos hacer las búsquedas en alemán. Si utilizamos la Wikipedia, podemos acostumbrarnos a ir primero a la versión alemana. También podemos programar las redes sociales en alemán y seguir blogs o páginas de nuestro interés relacionadas con nuestras aficiones. Cuando empezamos es más fácil seguir el Twitter, ya que los textos suelen ser más cortos y fáciles de entender.

 

3. Llevar agendas y hacer listas en alemán

Muchos de nosotros estamos acompañados en nuestro día a día por agendas en papel que nos ayudan a organizarnos mejor. Una buena idea es comprar una agenda en alemán. Así que al verlo cada día ya nunca más nos olvidaremos de los días de la semana y meses en alemán. Muchas agendas incluyen además notas sobre un tema concreto o frases interesantes. De esta manera, estamos en contacto con el idioma a diario y siempre aprendemos algo nuevo.
También a menudo hacemos listas de compra o de tareas a hacer. ¿Por qué no hacerlas siempre en alemán? Al principio podemos necesitar el diccionario más a menudo, pero pronto lo haremos prácticamente sin ninguna ayuda.

 

4. Hablar con nosotros mismos en alemán

A la mayoría de nosotros nos gustaría hablar alemán lo antes posible, pero en muchas ocasiones no tenemos con quién. En estos momentos podemos hablar con nosotros mismos. Es una manera fantástica de practicar el idioma cada día. Así nos acostumbramos como suena nuestra voz en alemán y perdemos el miedo a utilizarlo. Podemos describir lo que vemos a nuestro alrededor, resumir un libro o una película que acabamos de ver o explicar que tal nos ha ido el día.

 

5. Escribir un diario en alemán

Estoy convencida de que los que escriben en alemán con regularidad lo aprenderán mejor y más rápido. La escritura libre puede ser incluso más complicada que hablar, ya que tiene menos tolerancia al error. Escribiendo podemos repasar el vocabulario y la gramática y desarrollar una intuición para el idioma. Además, al escribir retenemos mejor la información, el vocabulario y las estructuras utilizados que hablando.
Así que la escritura es un medio de aprendizaje más intensivo que por ejemplo la conversación. También invita a reflexionar sobre temas importantes para nosotros. Por eso, lo mejor es llevar un diario donde cada día escribimos algo. Si vivimos en un país de habla alemana, escribir con regularidad puede ayudar a reflexionar sobre nuestra situación en este país y a integrarnos allí.

 

6. Escuchar audio, música o la radio

Durante el día tenemos muchísimo tiempo que podríamos aprovechar para escuchar podcasts, música o la radio en alemán. Mientras trabajamos, cocinamos, salimos en bici, paseamos con el perro o estamos viajando en coche o medios de transporte público podemos escuchar cosas en alemán. En las páginas web de las editoriales alemanas más grandes Cornelsen, Klett y Hueber está disponible mucho material audio para descargar gratis. En www.deutschland.fm o www.tunein.com encontraremos canales de radio en alemán. Otra manera de trabajar la comprensión auditiva es escuchar música en alemán. Esto nos ayuda a mejorar la pronunciación y sentir el idioma. Es aprender pasándolo bien.

 

7. Ver la television alemana

También es aconsejable ver la televisión en alemán. En los canales de televisión pública ZDF  y ARD  en el apartado de Mediathek podemos ver muchos programas en alemán, algunos incluso con subtítulos.
Deutsche Welle ofrece noticias habladas lentamente (langsam gesprochene Nachrichten) para que los estudiantes de alemán los puedan entender más fácilmente. También está incluida la transcripción de la misma noticia.
Las página Schöner Fernsehen, Online TV Recorder y KKiste  también contienen muchos programas de televisión y películas en alemán.

 

8. Leer periódicos y revistas en alemán

Los que estamos aficionados a la lectura matinal del periódico, podemos hacer un esfuerzo de superación y aparte de nuestro periódico favorito leer cada día un periódico en alemán. Al principio vale con ojear los títulos durante unos minutos cada día. Estos son los periódicos y las revistas más importantes en Alemania (todas tienes apps para descargar):

Die Welt
Die Zeit
Frankfurter Allgemeine Zeitung
Süddeutsche Zeitung
Bildzeitung
– die Tageszeitung
Westdeutsche Allgemeine Zeitung
Spiegel
Focus

 

9. Leer libros en alemán

Para mí, leer libros en alemán es una de las mejores maneras de aprender el vocabulario. Cuando leemos, aprendemos y repasamos tanto el vocabulario como la gramática de forma pasiva e intuitiva. Si vemos la misma palabra repetida en varios contextos, sin diccionario entenderemos lo que significa. Al leer mucho en alemán, pronto simplemente intuiremos que algunas cosas no suenan bien en este idioma.
Podemos empezar con libros adaptados para estudiantes de alemán, pero pasar poco a poco a escoger textos más auténticos. Podemos leer libros para niños y adolescentes o algún libro que ya hemos leído en español. Será más fácil seguir la fábula. Lo importante es leer cosas que nos interesan y seguir aunque sean pasajes difíciles. Si nos interesa el baloncesto, leemos sobre el baloncesto. Si nos interesa bucear, leemos sobre este tema. Pronto nos daremos cuenta de que el vocabulario se repite. Podemos seguir blogs sobre nuestros temas favoritos o buscar páginas interesantes en las redes sociales. En esta página podemos encontrar libros para todos los niveles.

 

10. Hacer un intercambio de idiomas

En las ciudades más grandes del mundo hay un Goethe-Institut. Aquí puedes ver si hay uno cerca de ti. Allí normalmente podemos encontrar personas interesadas en hacer un intercambio. También podemos buscar si hay un grupo alemán de Meetup cerca de nosotros donde podríamos encontrar algún compañero o compañera interesados en hacer un intercambio. Además, existen muchas páginas como iTalki que permiten encontrar personas para los intercambios por Internet. Vale la pena aprovechar esta oportunidad.

¿Y tú, qué haces para incorporar el alemán en tú día a día?

Un pensamiento en “10 sencillas maneras de practicar alemán cada día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *